Viena y la mitología: un quiz

Maratheresenplatz30 de Agosto.- Antes de empezar nuestro viaje, decir que este post está dedicado a Rosa, fiel lectora que me escribió sugiriéndome el tema. Espero que le guste.

Allá vamos. Se puede decir que, durante gran parte de los tres últimos milenios, las personas cultas se han distinguido por tener cierta idea del universo fantástico que griegos y romanos poblaron de seres mitológicos. El redescubrimiento de la antigüedad, a partir del renacimiento, hizo que los antiguos dioses dieran un pretexto para hacer algo que prohibían taxativamente las reglas del catolicismo: representar el cuerpo humano desnudo (o, por lo menos, poco tapado). En la mitología cristiana, la única algo más desmelenada era Maria magdalena. En santos chicos, el único que enseñaba lo que era un mozo al natural era San Sebastián, joven con el que muchas chicas –y muchos chicos como por ejemplo el escritor japonés Yukio Mishima- aprendieron a soñar.

Mercurio

Así pues, la mitología fue tema favorito también para adornar fachadas y la gente estaba variablemente versada para reconocer tal o cual representación del Dios que se tratase e, incluso, habían estudiado en el colegio el mito en cuestión. Desgraciadamente, la gilipollez esa de que el latín no sirve para nada ha hecho también que se arrumbe un mundo de hermosas historias con el que nuestros antepasados estaban muy familiarizados y que, de alguna manera, hacían más llevadero el, a veces, penoso trámite de la existencia. He aquí algunas mitologías relacionadas con edificios vieneses.

Esfinge 1.En el parque del Belvedere hay unas estatuas que tienen los senos ennegrecidos (los turistas no pueden dejar pasar la tentación  de fotografiarse tocándoles las tetas). Representan sendas esfinges. Las esfinges eran monstruos de la mala suerte y tenían cabeza de mujer, cuerpo de león y alas de pájaro. Cuenta la historia que la esfinge planteaba un enigma a quien quisiera vencerla y que, quien no se sabía la respuesta, era devorado. ¿Cómo se llamó, según Eurípides y otros autores clásicos, el vencedor (o la vencedora) de la esfinge?

a) Hemón, hijo de Creonte

b)Edipo

                                                           c)Yocasta

Burgteather

2. La fachada del Burgteather está coronada por un Dios que sujeta una cítara. Le acompañan, obedientes, dos de sus empleadas muy relacionadas con lo que pasa todas las noches en el edificio. Una es Melpómene, que es la musa de la tragedia, y otra es Talía, tradicionalmente, patrona de los cómicos. Ahora bien ¿Cómo se llama este Dios?

a)Zeus

b)Apolo

c)Ninguno de los anteriores

Jugendtempel en el Volksgarten

3. En el Volksgarten hay un templo dedicado a Teseo. Teseo era hijo del dios del mar, Poseidón, y fue el vencedor del minotauro. Este bicho (el minotauro) vivía en el centro de un laberinto diseñado, obviamente, para que los incautos quedasen errantes hasta el fin de sus días. Sin embargo, la novia de Teseo, Ariadna, le dio al héroe un instrumento con el que consiguió salir sano y salvo del asunto. ¿Qué instrumento fue este?

a) Una brújula

b) Un ovillo de hilo

c) Un GPS

Atenea venciendo a los gigantes

4. La imagen muestra a Atenea, nacida de la cabeza de Zeus, venciendo a los gigantes. Es una escultura del altar de Pérgamo, que se encuentra en el Museo del mismo nombre de Berlín. En Viena, sin embargo, existe una Atenea muy famosa, más moderna, en un edificio muy emblemático de la Ringstrasse. Quizá para infundirle algo del temple y la sensatez que parece que la Diosa derramó a raudales por la Grecia clásica. Pues bien ¿En el ornamento de qué edificio vienés figura, de forma prominente, la diosa Atenea?

a) En el ayuntamiento

b) En la Ópera

c) En el parlamento

5. En la mitología griega, los centauros representan lo bestial que anida en el ser humano. Los seres sin educación ni hospitalidad y, la centauromaquia, la lucha del hombre por conquistar la civilización. Resulta una elección bastante extraña pues que dos centauros guarden la entrada de un templo vienés del saber, de un santuario de ciertas disciplinas relacionadas con lo más refinado que vive en el alma humana. ¿Qué edificio guardan dos hermosos y protéicos centauros? PISTA: Adolf Hitler no guardaba ningún buen recuerdo de este sitio.

a) La biblioteca nacional austriaca

b) El Parlamento

c)La Academia de Bellas artes

6.Por último, quizá por hoy: en el Hofburg vienés están las representaciones del Schwarzenegger de la mitología griega. Un dios que lo mismo vencía al gigante Anteo (hijo de la madre tierra la cual acudía en su auxilio cada vez que perdía las fuerzas) que demostraba que se había comido todos los Cornflakes cepillándose a Cerbero, el perro guardían de los abismos ¿Cuál fue el número de los llamados “trabajos” que acometió Hércules?

a)10

b)7

c)12

SOLUCIONES: 1B, 2B, 3B,4C,5C,6C

Articulo publicado en Cultura con las etiquetas: , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 Responses to Viena y la mitología: un quiz

  1. Pingback: Viena y la mitología: un quiz | Viena Di...

  2. Iñigo dice:

    Hola Paco,

    Como siempre, un placer leer este blog tan entretenido e informativo. Pero yo creo que la solución que das para la pregunta 2 es errónea. Sí que se trata de Apolo la figura del Burgtheater (al igual que en el techo del Musikverein).

    Un saludo y seguiré disfrutando con el blog.

    Iñigo

  3. Rosa dice:

    Muchas gracias, Paco! Sinceramente, ME ENCANTA!

    ¿Te importa que añada algo? (es mi mito favorito).
    Si no me equivoco, el laberinto de Knosos fue diseñado por Dédalo para retener al Minotauro, no para los incautos errantes.
    El bicho sólo comía carne humana, imagínate qué plan.
    Todos los años sacrificaban a 7 doncellas y 7 muchachos atenienses dándoselos al Minotauro como alimento dentro del laberinto.
    Un año Teseo iba entre ellos, y Ariadna le dió el ovillo a escondidas.
    Después huyeron juntos pero…. en la isla de Naxos, la abandonó mientras dormía (no era un capullo, se lo inspiraron los dioses).
    Pobrecita, cuando ella despertó, no tenía consuelo para su desdicha. Pero pronto apareció el dios Dioniso, que se casó con ella y la convirtió en una constelación.
    Monteverdi compuso una ópera en su honor “L’Arianna”. El aria “Lamento d’Arianna” describe su llanto al despertar.
    Pero lo más gracioso de toda esta historia es cómo fue concebido el Minotauro.
    Pasífae (su mamá), que sentía unos deseos irresistibles por un toro que Poseidón le había regalado a su esposo, Minos, le pidió a Dédalo que le fabricase una vaca de madera forrada de piel de vaca de verdad. Se metió dentro…y el resto ya se lo imagina uno…

    Gracias otra vez por toda la información y por hacernos reír.

    Te seguimos! Un saludo.

  4. victoria dice:

    Me ha encantado tu post. Este año tuve que estudiar Arte Griego (Arqueología) en la carrera, con lo cual lo tengo todavía bastante fresco en la memoria, aunque me temo que no por mucho tiempo. Y una pena que hoy no se valore lo suficiente la Cultura Clásica y que digan que estudiarla no sirve de nada. Yo creo que siempre nos servirá para comprender un poquito el significado de algunos monumentos que nos rodean y que otros realizaron hace ya unos cuantos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Follow Me